Ganadores del premio Mandarache y Hache 2012

con 1 comentario
Comparte este post!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Begoña Oro y Carlos Salem son los ganadores en este 2012 de los premios Hache y Mandarache respectivamente.

Dos personalidades desbordantes que en su paso por Cartagena para encontrarse con los alumnos los cautivaron con sus libros y con sus charlas.

Pomelo y Limón y Pero sigo siendo el rey, son los dos libros elegidos por los más de 3.000 lectores, como los dos mejores de esta edición.

Begoña Oro es la autora de Pomelo y limón y fue la encargada de inaugurar los encuentros con autor que reconoció conocer anteriormente por su faceta de editora.

La Oro, como ella misma se denomina en su blog, es todo entusiasmo y lo demostró al explicar cómo se enteró de que era una de las finalistas,  “fue un subidón porque estos premios son los que de verdad importan, en los que ves lo que piensan los lectores”

Begoña Oro es una enamorada de los libros y no comparte el pensamiento de que los jóvenes no leen, “el que diga que los chicos no leen está mintiendo. Muchos leen incluso más que los adultos lo que pasa es que lo hacen en diferentes soportes”.

En su paso por Cartagena habló de Pomelo y limón, una historia de amor adolescente que se ve afectada por la falta de respeto a la intimidad que vivimos hoy en día con las nuevas tecnologías y cierto tipo de televisión. Sobre la historia de amor reconocía que se había esforzado mucho en la química entre los personajes porque “como se quiere a los quince años ya no se vuelve a querer”. Sin embargo, Pomelo y limón no es una simple historia de amor, la autora resumía el libro como una historia sobre “la importancia de darle valor a la intimidad y a la palabra”

Premio Mandarache

El premio Mandarache este año ha sido para la novela Pero sigo siendo el rey, de Carlos Salem. Un escritor que empezó a publicar hace tan solo cinco años pero que ya tiene a la venta once títulos.

Este argentino criado en España es un hombre sincero, directo, que ejerció el periodismo y que huye de las etiquetas que a veces se relacionan con los escritores. Salem declaró en rueda de prensa que se encontraba muy lejos de esos calificativos, “yo soy escritor pero no soy un intelectual, soy un golfo” afirmó.

Sobre la experiencia de los encuentros con jóvenes reconoció que le gustó mucho la experiencia, “los jóvenes no preguntan por preguntar, hay interés y respeto, alguno me puso en un aprieto. Los chicos no intentan agredirte, incluso si no les gusta el libro te preguntan cosas que de verdad les interesan sobre el libro y sobre escribir. Aprendes mucho de estos encuentros porque no hay falsedad.”

El coprotagonista del libro es el rey Juan Carlos I en el momento en que decide recuperar su niñez. Salem reconocía que siempre le había interesado la figura de Juan Carlos de Borbón por lo que tuvo que suponerle abandonar la niñez tan pronto.

La novela, cargada de humor negro, ha calado entre los jóvenes cartageneros que les entregarán a él y a Begoña Oro sus premios en Mayo en una gran gala de clausura.

Comparte este post!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Un comentario

  1. cartagenero
    | Responder

    Yo solo me he leido el de Carlos Salem y me fascinó como escribe ese hombre,además tuve la oportunidad de poder hablar con él sobre el libro y fue fantástico!! Enhorabuenaa!

Dejar un comentario