Comparte este post!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

 

El Monumento al procesionista de Cartagena, obra de Manuel Ardil Pagán, volvió a cambiar de posición, en esta ocasión por la lamentable circunstancia de huir de los vándalos.

La Plaza San Sebastián seguirá siendo su ubicación pero a partir de ahora los nazarenos estarán a un metro del suelo sobre una peana en lugar de estar a ras del suelo como se encontraba en los últimos años desde que llegó al centro peatonal de Cartagena.

Antes de llegar al centro turístico, el conjunto escultórico se podía ver en la confluencia de la Calle de Carmen con la calle Tolosa Latour sobre una peana en altura.

Al volver a colocar una peana en el monumento, se ha recuperado también en ella el escudo de la ciudad.

Este cambio se hacía unos días antes de que empiece la Semana Santa de Cartagena.

 

Comparte este post!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone